El Barça llegó, vio, venció y después desapareció, se atemorizó y perdió

Pido perdón por el término malsonante que voy a utilizar pero me dio la sensación de que el Barça perdió en Sevilla porque se cagó. Este equipo no tiene ni fuerza mental ni física y ya no es fiable ni dentro del mismo partido. Jugó una gran primera mitad, básicamente, por tres motivos: buena movilidad, marcar dos goles pronto y poca intensidad del rival (sólo cinco faltas y dos remates del Betis en la primera parte). Pero en la segunda, todo oscureció. El Barça se confió y luego se acobardó. Fallaron las fuerzas porque la preparación no es la adecuada y porque hay jugadores que se arrastran por el campo por sus problemas físicos y falló la mentalidad porque el equipo no sabe levantarse cuando le dan un bofetón. Este Barça no sabe sufrir y así no se pueden ganar partidos y mucho menos títulos. El equipo quiso dormir el encuentro con 0-2 y se acabó acostando sólo. Cuando el Betis le puso una marcha más al partido, el Barça no aguantó. Hay tantas cosas imperdonables. Es imperdonable dejarte remontar. Es imperdonable que te marquen un gol después de que tu portero salve un penalty. Es imperdonable que remates dos veces en 45 minutos. Es imperdonable que acabes defendiendo en tu línea de fondo… Y son imperdonables los errores individuales que se cometieron. En el primer gol, Puyol va a marcar al que deja libre Thuram y Edu se queda sólo a su espalda sin que Abidal le cubra el hueco. En el segundo gol, Touré se traga el saque de banda. Y en el tercero, Thuram retrocede tanto que si se descuida acaba en la grada y marcando al delantero de espaldas. Lamentable. Pero lo peor de todo es que me dio la sensación que el Barça de la segunda parte fue la fotografia de la personalidad de su entrenador. Un equipo dormido y sin sangre. Muchas veces he disculpado a Rijkaard de los problemas y creo que cuando se vaya lo añoraremos un poco. Pero ayer fue el principal culpable de la derrota. Ayer perdieron los jugadores pero también lo hizo, y mucho, el entrenador. Rijkaard ha quedado muy tocado. Ah, una última reflexión. El cambio de Bojan me parece muy sintomático. No creo que el equipo perdiera por eso pero la alegría del Barça quedó dañada. Creo que Rijkaard lo quitó para reservarlo para el Shalke. Es el claro ejemplo que lo más fiable, ahora mismo, es un chaval de diecisiete años. Así, mal vamos. El Manchester les metió cuatro al Aston Villa porque marcaron Ronaldo, Rooney y Tévez. El Arsenal ganó en el último minuto con un gol de rebote de Cesc. El Inter empató contra la Lazio con un gol de Crespo. Lo mismo hizo la Roma contra el Cagliari gracias a Totti. En el Barça se sigue buscando a los cracks. Falla el conjunto y las individuales. El proyecto se va a pique. 

Anuncios

2 Responses to El Barça llegó, vio, venció y después desapareció, se atemorizó y perdió

  1. Estabamos en la UVI!!!! dice:

    Ayer se demostro realmente quien tiene poder y quien defiende los colores de su clu. Don Manuel Ruin de Lopera, se salío con la suya, no se cerró nuestro estadio y le dimos un baño al Barcelona del amigo de Villar. Ya es hora de que se encierre el Can Nou, y se haga justicia. Y a todos los enemigos de don Manuel, que recuerden que estabamos en la UVI y él nos ha dado un Betis grande y Libre.

    Viva el Beticismo mundial!!!!

  2. Teo dice:

    A mi el Betis me cae bien y Lopera me parece simpático. Lo prefiero al Sevilla mil veces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: