¡Cuánta hipocresía!

Bojan no jugará con Catalunya para evitar que España se le eche encima. Así de claro. Así de estúpido. Así de injusto. Entiendo la decisión de Pere Gratacós y aplaudo su explicación, su deseo de protección hacia el chaval. Cierto es que la causa necesita héroes pero no sería bueno convertir en icono a un niño de diecisiete años que acaba de salir del cascarón. Él no lo merece. Es Bojan (o mejor dicho su padre) quien después de meditarlo mucho, ha preferido no echar más leña a un fuego que se ha encedido por culpa de inútiles. Inútil, Luis Aragonés por proclamar a los cuatro vientos que iba a preguntarle a Bojan si quería ir a la Eurocopa. Lo echó a los leones. Pues claro que quiere ir pero ahora no es su momento. ¿Por qué? Porque, en una temporada, ha crecido tanto cómo lo han hecho muchos en diez años. Y eso tiene sus consecuencias. O puede tenerlas. Las piernas y la cabeza no son incansables y deben reposar porque en dos meses tienen que estar otra vez al cien por cien. Es verdad que, con diecisiete años, te comes el mundo. Pero es que el mundo que se quiere comer Bojan está en el Barça. Para él, y para muchos, la selección puede ser una prioridad pero no por el sentimiento patriótico sinó por el reconocimiento profesional. ¡Basta ya de intentar hacer creer al mundo que España muere por su selección! Aquí por España no muere nadie. Ni Bojan ni nadie. Cuatro gatos como mucho. Y seguro que morirían porque sinó se los comerían los perros. Preguntemos al país qué prefiere la gente, ¿una Eurocopa o una Champions con su club?. ¿Y los jugadores? ¿Qué preferirían ellos?. Las respuestas son obvias. Por lo tanto, ¿tan difícil es de entender que un chaval prefiera centrarse en su club después de una temporada complicada, sabiendo que la próxima puede ser peor y teniendo claro que la selección no lo necesita para nada? Pues parece que sí. Por eso hubo algún energúmeno que lo insultó el otro día en Murcia y eso le afectó. Porque Bojan no está preparado para los insultos. Quizá le venga bien. Quizá debamos contratar un Risto Mejide para que lo espabile. Ya veremos. Pero ahora, para protegerle, Catalunya se queda sin él. Así se evita lo que la gente preguntaba el otro día: “Si está cansado para ir con la selección, ¿por qué juega con el Barça en Murcia?”; “Si está cansado para ir con la selección, ¿por qué juega con Catalunya?. Pues porque no es lo mismo un mes de concentración con partidos oficiales que unas pachangas sin salir de casa. Y si eso no se entiende, o es que se es gilipollas (con perdón) o se es intolerante. Y los intolerantes son peor que las malas personas. Y lo dice uno que se siente catalán pero en su blog escribe en castellano. ¿Por qué? Para que los que no entendáis el catalán, podáis leer los artículos y veáis que los catalanes no mordemos. Aunque a veces, pensemos que nos iría mejor si sí que lo hiciéramos.  

De esto no hace demasiado tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: