¿Es una locura pagar más de 40 millones por alguien?

¿Ha hecho un buen negocio el Madrid traspasando a Robinho? Deportivamente, y a corto plazo, creo que no. Básicamente por dos motivos: era el jugador de más proyección y categoría de su plantilla y el Madrid se ha quedado sin opción de sustituirlo. El principal culpable de la desesperación de Robinho ha sido el propio Madrid, que no ha sabido gestionar su situación y se ha acabado pillando los dedos aunque la pomada para curarse, en forma de dinero, es de las buenas. Robinho ha acabado desesperado y ha quedado como un pesetero. Posiblemente lo sea pero, ¿quién no lo es en este mundo? Lo que tenía que hacer el Madrid era sacar provecho de la situación y le ha fallado una pata de la mesa. Ahora tiene dinero pero no tiene jugador ni sustituto. Los más de 40 millones de euros serán buenos si el Madrid sabe invertirlos. ¿Fueron buenos los 10.000 millones de Figo? Está claro que no porque se invirtieron mal. Aparentemente, 40 millones son muchos millones pero si el Madrid estaba capacitado para invertir 80 en Cristiano Ronaldo, significa que necesitaba más al jugador que el dinero. Y ahora el dinero está en el banco y no en el campo. Es cierto que en época de crisis, los euros siempre vienen bien pero nadie se acuerda del dinero si ganas partidos y nadie tiene en cuenta el dinero si te quedas sin títulos. Da igual ser el más rico del cementerio. Los equipos se han apretado el cinturón. Han bajado en más de 250 millones su inversión en fichajes. La deuda acumulada de los 42 clubs de Primera y Segunda División asciende a 700 millones de euros. Los ingresos atípicos se han agotado. La crisis inmobiliaria afecta al 50 por ciento de los presidentes de clubs, que en su mayoría son constructores o tienen negocios similares. Pero mientras en el fútbol todo sea tan sencillo como que una pelotita entre, lo del dinero será secundario. Para pagar ya hay millones de aficionados locos, leyes con favoritismos o, como último recurso, el dinero de los multimillonarios rusos o árabes. La cuestión es simple: que la pelotita entre. Aunque a veces es complicado. Y seguimos sin saber por qué.

https://i1.wp.com/www.2001.com.ve/imagenes3/robi1.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: