Los pobres “desgraciados” que se perdieron los cinco primeros goles del Barça

¿Que te pasaría a ti si pagas por ver un espectáculo y te pierdes los mejores minutos de la obra? Pues eso, más o menos, es lo que le pasó a unos 300 abonados del Barça. El día del Atlético de Madrid era el primer partido donde no servía el abono de la temporada pasada, es decir, se necesitaba tener, físicamente, el nuevo abono. Y eso provocó que a los despistados les pillara el toro. Unos 300 socios colapsaron la Oficina de Atención al Barcelonista. El club comprovaba que su abono nuevo estuviera pagado y si era así, le daba una entrada al socio en cuestión. Pero la gran cantidad de socios afectados y los pocos trabajadores que había en la Oficina de Atención al Barcelonista provocó que hubiera socios que tardaran más de quarenta minutos en solucionar su problema. Josep, abonado de Gol Norte, entró en el campo en el minuto 27, justo cuando el Barça celebraba el gol de Gudjohnsen. Hoy, sus amigos todavía se están riendo de su cara. Josep se perdió la mejor media hora del Barça en muchos años. Muchos otros socios decidieron ni entrar al ver que se habían perdido dos, tres y hasta cuatro goles. ¡Qué desgracia la suya! Son conscientes de su despiste pero se quejan de dos cosas: una, la poca gente que había puesto el club para atenderles y dos, que este año se haya cambiado el procedimiento y el club no se hubiera quedado el abono en el último partido que servía para obligar, de esta manera, a los socios a ir a recoger el nuevo. En cualquier caso, la culpa principal es de los socios por despistarse. Y que nadie se me enfade. El castigo ya lo han pagado. Tener que escuchar como el campo celebra cinco goles de tu equipo en menos de media hora cuando tu estás en la oficina de al lado esperando a que te den una cosa que ya has pagado, tiene que dar mucha rabia. Si les sirve de consuelo, a estos socios, les diré que hay gente que decidió ir al teatro (a ver “Perquè t’estimo tant” de T de Teatre) en lugar de ir al fútbol o que otros se tuvieron que comer una boda y perderse el mejor partido en años. El caso más conocido es el del mítico speaker Manel Vich. Fue a la boda de su hijo Carlos con Arancha (el padre de ella es del Madrid) y siguió el partido como pudo por la radio pero hasta el domingo por la noche no pudo ver los goles. Era el cuarto partido que se perdía en 52 años. Ya se sabe, hay culés que nacen para ser desgraciados, en el sentido más cariñoso de la palabra, eh?

Anuncios

3 Responses to Los pobres “desgraciados” que se perdieron los cinco primeros goles del Barça

  1. Eloy Urarte dice:

    És una putada perdre’t cinc gols mentre estàs a la oficina, però pitjor es rebre una humiliació així. En aquests moments em pregunto: ¿Perquè sóc de l’Atleti?

  2. siquerodriguez dice:

    La resposta l’has de buscar al teu interior… Jejeje!!! Potser ets de l’Atlético per viure decepcions així… diuen que les desgràcies uneixen… i després de la pluja sempre surt el sol… Jejeje!!! Ànims company!

  3. Sílvia dice:

    Hola Sique!
    Hay gente gafe!
    Saludos!
    Sílvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: