¿Valdés es portero para el Barça?

Nueve goles en ocho partidos han reabierto el debate en la portería. Valdés ha encajado, como mínimo, un gol en cada partido pese a que le han rematado muy poco. Es el portero que menos interviene de todos los de Primera (una media de tres paradas por partido) pero es de los más goleados. Al Barça le han metido más goles que al Valencia, Vilareal, Sevilla, Getafe, Deportivo o Osasuna o los mismos que al Espanyol, Mallorca o Almería. Y Valdés ha intervenido poco. Palop o Kameni, por ejemplo, hacen el triple de paradas en un partido que Valdés. Todo esto son números inapelables. Como lo es que el Numancia, el Sporting, el Racing o el Atlético marcan un gol en el primer remate a puerta o que a Valdés le han metido nueve goles de dieciocho remates, es decir, un gol cada dos chutes entre los tres palos. Números muy discretos, es cierto, pero analicemos los goles. Contra el Numancia, Mario remata sólo dentro del área después de un error defensivo. El gol del Racing viene de un rebote de Pereira. Ante el Sporting de Portugal, Tonel se anticipa al defensa en el primer palo. Contra el Sporting, Maldonado vuelve a rematar sin oposición. Ante el Betis, Monzón lanza una falta que pasa por debajo de la barrera. Y dejo para el final los que, a lo mejor, Valdés podría haber hecho algo más. En el segundo del Betis le falta decisión a la hora de salir a tapar a Jose Mari. Ante el Espanyol le hacen falta pero, quizá, debería haber impuesto más su ley en el área. Ante el Atlético está un pelín descolocado pese a que el error grave es la pérdida de balón de Sergio. Y ante el Shaktar, otro error defensivo, aunque es de esos balones que a un portero del Barça se le puede exigir que pare alguno. En total, nueve goles de los que se le puede exigir más en tres de ellos. Por lo tanto, Valdés no es culpable. Acepto que no está en su mejor momento pero el problema no es tan grande como para abrir un debate. Me da la sensación de que Valdés paga el peaje de su personalidad. Transmite chulería y eso al público del Camp Nou no le gusta. Su personalidad, que le beneficia deportivamente hablando, lo mata de cara al público. Y además no goza de excesiva buena prensa porque su relación con los periodistas es distante. Y ya se sabe que en la vida a parte de ser bueno tienes que parecerlo. Y el fútbol no es una excepción.

https://i1.wp.com/www.as.com/recorte/20080502dasdasftb_5/C280/Ies/Victor_Valdes.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: