El caos Maradona

Con un día de retraso os relato el día que viví ayer. Divertido, estresante e inolvidable. Empezó cuando Maradona llegó a Barcelona a las 10:40h. para reunirse con Leo Messi. Des del Barça me aseguran que va hacia el Estadio pero sólo para hablar con el argentino pero una vez allá, cambio de planes y me dicen que la reunión será en el Princesa Sofía. En el hotel, nada de nada. Sólo un argentino que buscaba a Maradona y tropocientos periodistas. A las 13:30h. aparece Messi, conduciendo su Q7, acompañado de su hermano Rodrigo pero rodea el Princesa Sofía y se marcha camino de “¿quién sabe dónde?”. Empieza la persecución. Unas siete motos y tres coches detrás del argentino, en medio del barullo automovilístico que os podéis imaginar que hay a esa hora en Barcelona. El Q7 de Messi se para en un semáforo de Diagonal. Un cámara de Tv3 se baja del coche y le empieza a gravar. Los otros coches pitando. Una periodista argentina va subida en un taxi. La taxista alucina con la persecución. Casi se me lleva por delante. Cuando Messi cruza Francesc Macià consigo ponerme a su lado, le pego en la ventanilla, baja el cristal y le digo: “Oye, Leo, para que nadie se haga daño y no te tengamos que perseguir… ¿dónde vas?”. Messi responde, serio pero amable, algo alucinado: “Al Majestic”. Y para ahí vamos. Messi entra a las 14:00h. directamente por el párking. Allá nos confirman que está Maradona. Empieza la espera. Messi sale a las 14:45h. por el mismo párking por donde entró. No habla. Continua la espera. Me tomo una Coca Cola en el bar del Majestic. ¡Me clavan seis euros! Aparece el argentino del Sofía. Sigue sin poder hablar con Maradona. Hay dos sudamericanos más (un argentino y un paraguayo). Mala pinta, gabardina de piel negra,… no haré bromas sobre su posible relación con Maradona. Sólo un detalle: uno se bebe una cerveza en menos de un minuto. ¡No exagero! En la calle se empieza a agolpar gente. Dos Mossos d’Esquadra detienen a dos “carteristas” que intentaban aprovecharse del barullo. Los empapelan. Sigue sin aparece Maradona. Los empleados del Majestic nos intentan despistar. Hay tres puertas de salida y no nos dicen por dónde saldrá El Pelusa. El chófer del Barça, que había llevado a Maradona, no para de dar vueltas por Paseo de Gracia. El pobre me dice que está mareado de tanto esperar. Me asegura que a las 18:00h. Maradona coge un vuelo hacia Alemania. Son las 16:30h. No puede tardar en salir. Cinco minutos más tarde, el Citroen C8 con el chófer del Barça se mete en el párking del Majestic y saca a Maradona. Paramos el coche y el Pelusa, cuál estrella de rock, baja la ventanilla y saluda. Le arrancamos tres frases en medio del barullo. Nada de otro mundo. Pero hemos visto a Maradona y le hemos sacado alguna declaración. Con el subidón llego a la radio. Llamo al hermano de Messi, Rodrigo. Me dice que la reunión ha ido bien pero que él no ha entrado en la habitación, que ha esperado fuera. Poca cosa más. Siendo escrupulosos la noticia es que no hay demasiada noticia. Maradona respeta el pacto AFA-Barça. Y entre Messi y él sólo se dicen obviedades. Pero como decía Vázquez Montalbán: “No habría periodismo deportivo sin algo de exageración”. Al fin y al cabo, el fútbol es espectáculo.

https://i0.wp.com/www.diariosur.es/prensa/noticias/200708/05/fotos/054D7UL-DDD-P2_1.jpg

Anuncios

One Response to El caos Maradona

  1. Eloy Urarte dice:

    Què gran! M’ha encantat la narració jeje boníssim lo de la moto a Francesc Macià jajaja

    Lo més fort de tot, però, són els 6 eurakos del Majestic. Increible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: