El primer título ya está en el bolsillo

A partir de ahora ya no se pueden ganar tres títulos. Se pueden ganar cuatro. El Barça ha tenido la virtud de convertir el partido del Bernabéu en algo parecido a la conquista de un trofeo. Porque meterle seis goles al Madrid en su estadio, creo, es más gratificante que ganar, por ejemplo, una Copa del Rey. La afición lo demostró saliendo a la calle después del partido y la historia lo corrobora. ¿Cuántas veces le había metido seis goles el Barça al Madrid en el Bernabéu? Nunca. Por lo tanto, es más difícil hacer esto que lograr un título. Evidentemente, Liga o Champions no se cambian pero la Copa sí. El partido de Madrid fue un canto a la grandeza. Jamás había visto, y los más veteranos me dicen que tampoco, algo semejante. El Barça marcó seis goles pero dejó al Madrid con la sensación de que le podían haber caído diez. Y lo más difícil de todo es que lo hizo en territorio enemigo y con el rival crecido. La ventaja es que la tele lo mostró a todo el mundo. Esto sí que es una maniobra de márketing. Esto sí que te hace ganar aficionados. A esto se le llama, como he comentado otras veces, evangelizar futbolísticamente. Los grandes clubes deberían tener la responsabilidad de hacer buen fútbol porque son el altavoz de este deporte. El Barça predica con el ejemplo. Y lo hace aplicando la teoría con gente de la casa. Cuatro de los seis goles, los metieron los de la cantera y ocho de los catorce futbolistas utilizados por Guardiola se han formado en La Masia. Valdés salvó al equipo cuando tuvo que hacerlo. Piqué estuvo inconmensurable y rubricó la actuación con su gol más soñado, Puyol volvió a hacerse grande a base de épica y regaló una de las imágenes más bonitas: el beso al brazalete. Xavi hizo una clase magistral de asistencias con sus cuatro pases de gol. Iniesta enseñó la clase con la que se mueve a un equipo. Messi convirtió su partido en una pachanga entre adultos y niños. Y Guardiola tuvo el detalle de hacer salir a Sergio y Bojan para que siempre puedan decir que ellos, también, participaron del 2-6. La lástima es que el árbitro les dejó jugar pocos minutos. No alargó ni un segundo el partido. ¿Por respeto al equipo humillado? A mi me parece una falta de respeto al espectáculo. Todo eso después de haber lanzado dos de los ataques más peligrosos del Madrid. Al menos, en el Bernabéu, la gente se dio cuenta de que lo del “Villarato” era una chorrada. Como la chorrada del chorreo, eo, eo, eo… Que n’aprenguin!

Anuncios

2 Responses to El primer título ya está en el bolsillo

  1. Hola…

    En ConEfecto.com estamos reorganizando nuestro blogroll y nos interesa un intercambio de enlaces con tu sitio. Si igualmente estás interesado ponte en contacto con nosotros a conefectoblog en gmail.com

    Un saludo

  2. Helen dice:

    hola soy la mama de aruko de vez en cuando entro en tu blog para ver tu avneutra por la otra parte de la tierra me lo paso bien leyendo tus comentarios gracias por esos ratos sigue asi . besos de una mama de tu amiga. besos mua mua Luisa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: