Pep, tenías razón: el Barça perderá cualquier comparación

Guardiola estaba en lo cierto: “Este equipo perderá todas las comparaciones con el año anterior”. Ayer vivimos un nuevo ejemplo. Del 6-1 al Atlético de la temporada pasada se pasó al 5-2 de ésta. Mal vamos, no? En cualquier caso, Pep, tranquilo, nos conformamos con ganar en el Bernabéu por 2-4, la Champions por 1-0 y la Copa por 2-1. Si esas son las comparaciones que vamos a perder no hay problema. Te lo perdonaremos. Lo cierto es que el Barça recuperó, ayer, la brillantez del año pasado. Lo dice el marcador. El Atlético llegaba herido. Guardiola avisó de que era peligroso y sus jugadores se lo creyeron. Por eso, en el primer minuto Henry remató al palo; en el segundo Ibrahimovic marcó el primero; y al cuarto de hora, el Barça ya ganaba por 2-0. La mejor manera de no dejar que el rival se lo crea, es matarlo sin darle tiempo a que salga. Es lo que hizo el Barça el año pasado y, ayer, lo volvió a repetir. Es cierto que el equipo se desconectó en la segunda mitad. Quizá demasiado. Es cierto que sufrió en defensa. Pero hay que perdonar a los jugadores estos errores porque a los cuarenta minutos ya ganaban 4-0. El Barça volvió a aplicar una premisa que le hizo grande: “¿Que la plantilla es corta y el calendario intenso? Pues reduciremos el tiempo de los partidos”. Y así, ayer, sólo jugó media parte y, luego, se dedicó a guardar fuerzas. No todos los partidos serán tan plácidos. Nos tendremos que agarrar porque vendrán curvas. Pero, de momento, debemos seguir disfrutando porque el equipo sigue transmitiendo las mismas sensaciones positivas. Ibrahimovic empieza a entender que en este equipo no hay que sufrir sinó disfrutar para ganar. Messi se lo pasa bomba. Xavi sigue siendo el líder. Y Alves le enseñó a los madridistas cómo se chuta, realmente bien, una falta. Ni le pega a la válvula ni castañas en vinagre. El portero de ayer tenía manos y no la paró. El Barça le mandó algún otro recado al Madrid. Habían sacado pecho por el 2-5 al Zurich. Ayer, el Barça le hizo lo mismo al Atlético que, aunque sea un equipo esquizofrénico, es ligeramente mejor que los suizos. Y así es, de momento, cómo funciona el Barça. Como un reloj. Un reloj suizo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: