Pues no, Pep, no tenías razón: el Barça no perderá toda comparación

Ya hay otra comparación que el Barça no va a perder: la imagen ofrecida en Santander esta temporada fue mucho mejor que la de la pasada. Del 1-2 y sufriendo se pasó al 1-4 y disfrutando. El Barça repitió el mismo guión que ante el Atlético. Ése que le permite matar los partidos antes de la media hora. La mejoría es que ante el Racing, y así se encargó de destacarlo Guardiola, nunca perdió el control del partido. Después de conseguir el 0-3, el Barça se dedicó a guardar energías, a no hacer esfuerzos innecesarios. Y a no sufrir. Le benefició, eso sí, tener a un rival que no mordió en ningún momento. El Racing dio la sensación de haberse quedado anonadado con el fútbol azulgrana y no haberse podido levantar del sillón mientras duró la función. Fue más espectador que rival. Es algo comprensible si te enfrentas al mejor equipo del mundo y cuando aún estás buscando tu sitio en el campo ya te han metido el primer gol. Si cuando te estás reponiendo, te meten el segundo. Y cuando crees que la pesadilla ha tenido que acabar, te cae el tercero. Así funciona el Barça. Pega golpes como si fueran caricias. En las segundas partes se dedica a hivernar. A reposar el partido. Pero para que nadie se vaya antes de hora, siempre se guarda el regalo de otra flor para el final. Ayer volvió a ser Messi. El argentino se volvió a regalar. Volvió a convertir un partido de fútbol profesional en una especie de pachanga solteros contra casados. En el Barça, Messi se siente liberado. Disfruta y sus compañeros se contagian. O él se contagia de ellos. Es un círculo. El verdadero círculo virtuoso. El que se juega en el terreno de juego. El que ha parido este Barça de Guardiola. Una vez más: gracias. Gracias por convertir una pesadilla de partido (ante el Racing, un martes a las 22:00h.) en otra obra artística que nos hace sentir orgullosos.

Anuncios

3 Responses to Pues no, Pep, no tenías razón: el Barça no perderá toda comparación

  1. Confiditis dice:

    Yo he visto mucho a Ibra y me daba miedo que viniera en su versión bailarina que lo hace perfecto pero no mete goles, pero afortunadamente las comparaciones con Eto’o le han dado vidilla para ser más asesino en el área. Que siga así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: