La confrontación de estilos

Para mi, la final del miércoles fue un gran partido. Hubiera preferido que ganara el Barça, no voy a esconderme, pero me marché con la sensación de que el fútbol es muy grande. Ahora sí podemos hablar de confrontación de dos estilos. Hasta ahora eran milongas pero con la victoria del Madrid, las fuerzas se equilibran. Sigo pensando que el Barça es mejor pero Mourinho ha enseñado a los suyos a competir. La primera parte del Madrid fue muy buena. Hay que reconocerlo. No tan vistosa como cuando el Barça maravilla pero fue elogiable. Mourinho adelantó al equipo quince metros respecto al partido del Bernabéu, reformuló la función de Pepe, pendiente de Xavi igual que Khedira lo estaba de Iniesta, y el Madrid tuvo al Barça bajo control. En la segunda, respuesta táctica de Guardiola. Más movilidad y el equipo azulgrana le pegó un meneo al Madrid. No marcó porque Casillas estuvo inmenso y porque el equipo llega justito de fuerzas. Es lógico. Los futbolistas llevan mucha tralla en el cuerpo. El Barça hizo su mejor fútbol y hubo momentos que daba la sensación de que iba a volver a arrollar al Madrid. Pero, incluso así, los blancos pudieron haber marcado. Pinto estuvo muy grande. Él, más que nadie, se merecía la Copa. Muchos habíamos dudado de su calidad y se creció ante la tensión del partido. Un diez. En la prórroga, al Barça se le acabaron las fuerzas. Mourinho le puedo dar aire a su equipo con jugadores de refresco mientras Guardiola tenía pocas cosas a las que agarrarse. Es lo que ha elegido. Plantilla corta porque la gestiona mejor. No le ha ido mal hasta ahora, por lo tanto, no voy a matarlo por un sólo partido. Además, el Madrid ha invertido mucho más dinero que el Barça. Mourinho quería un “9” y le compraron a Adebayor. El Barça se quedó sin Abidal y ha ido reciclándose. Es la diferencia de cultura. Me quedo con la del Barça. Al final, el gol de Cristiano decidió el partido. Podía haber ganado cualquiera. Los jugadores del Madrid lo necesitaban más que los del Barça. Eso te da un plus. Su agresividad los delata. Jugaron al límite. Y lo seguirán haciendo. Es su manera de enfrentarse al Barça. Yo prefiero otras pero hay que respetarla. El Barça debe reencontrarse a si mismo. Si lo consigue, seguirá siendo mejor. A partir de ahora, donde no lleguen las piernas, tiene que llegar el corazón. Ante la presión y las patadas, no queda otra que moverse y mover el balón. Rápido. Que no la vean. Los arbitrajes de Champions acostumbran a ser más permisivos que los de España. Así que ya sabemos lo que hay. Las semifinales se presentan apasionantes. De ellas dependerá que la Copa sea una anécdota o tengamos que hacernos el “hara-kiri”. Aunque sea injusto, la Liga no servirá de gran cosa si en la Champions te elimina el Madrid. Insisto, sería injusto. Pero es así.

Anuncios

One Response to La confrontación de estilos

  1. Paola dice:

    I liked reading your plubish. I’ve reached be honest was the very first content material in your website We truly liked as well as where I had a sense of understanding, know what I am talking about? Anyhow, maintain the posting as well as I will return once again.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: